EL poder de las formas.

El propósito de esta publicación es comunicar un conocimiento que antiguamente se tomaba como base fundamental de un diseño arquitectónico y que a través de los años, nuestros antepasados olvidaron transmitirnos o quizá ocultaron deliberadamente. Este conocimiento del poder de las formas, denominado Geometría Sagrada está inspirado en el amor especial que el Creador tiene por ciertas proporciones. Sabemos que el Creador del Universo tiene amor especial por las proporciones específicas. La naturaleza presenta una profunda preferencia por estas proporciones para diseñar su miríada de formas de vida: PHI, la Proporción Divina (1.6180339); PI (3.1416), razón de círculo y línea (circunferencia / diámetro) y la menos conocida e (2.716 constante de Euler), base numérica para los logaritmos naturales (la geometría exponencial de la naturaleza). Siento que dejamos de aprender algo de incalculable valor y aún estamos a tiempo para recuperarlo.

 

Este trabajo  nos debe encauzar a buscar un camino multidisciplinario para realizar arquitectura en bases más sustentables dadas por nuestros antepasados, de quienes hemos observado a través de milenios, la expresión de sus obras arquitectónicas, las cuales han trascendido sin importar los estilos o las diferentes épocas en que han sido concebidas.

Mi interés está centrado fundamentalmente en lo referente al poder de las formas, en el diseño arquitectónico y la Geometría Sagrada. Para esto he analizado las diferentes maneras en que en diversos lugares se han resuelto, edificios y conjuntos, observando la variedad de patrones que están atrás y entre ellos.

 

El simbolismo geométrico, al igual que el numérico, es una de las herencias más importantes que hemos recibido de nuestros ancestros. Hay que recordar que las antiguas cofradías de constructores, procedían directamente de colegios artesanales, cuyos maestros tenían concisamente grandes conocimientos de la Geometría Sagrada.